domingo, 30 de octubre de 2016

Montería La Valera


El pasado sábado 29 de Octubre monteábamos la Asociación Deportiva Lances Monteros la primera de nuestro calendario, concretamente la mancha la Valera en la finca Chortal Palanco de Sierra Morena gestionada por Egmasa.

La ilusión la noche de antes en el sorteo era latente, la mancha había sido mimada al máximo por la guardería, en especial el enorme trabajo realizado por Juan el guarda de la misma.

Con un buen madrugón afrontábamos el viaje de casi dos horas hasta Aldeaquemada, cuna de la montería, para realizar la junta montera dentro de la misma finca.

Como el sorteo ya se había realizado la noche anterior con el fin de acelerar el cierre de la mancha, la salida de las armadas no se hizo esperar después de un buen café y un repaso a los cupos establecidos para esta montería y normas de seguridad.

En esta ocasión me tocaba montar la traviesa del río Guarizas, lo de río era sólo el nombre porque era un tremendo secarral de piedras casi intransitable.
Antes de llegar a mi puesto, ya se podían escuchar los primeros disparos sobre las reses que comenzaban a moverse. A las 11:00h. se soltaron las 16 rehalas que batirían la gran mancha de más de 600 has. de un apretado monte y quebrados barrancos, disfrutando de unos tremendos tiraderos de testero que pondrían a prueba la puntería de más de un montero.

Desde mi puesto pude ver a lo lejos la carrera de un venado que se zafaba de los puestos y salía ileso, más tarde me cumplieron algunas ciervas e intenté hacerme con una para cerrar el cupo de una cierva por puesto pero no estuve a la altura y fallé dos lances seguidos; mientras tanto las ladras y disparos eran intermitentes y parecía que la cosa no pintaba mal y los monteros se estaban divirtiendo.
El calor era tremendo y estaba haciendo mella en los perros que tras varias carreras con las reses buscaban la poca agua que quedaba en algunas pozas del río. Ya mediada la montería, pude ver un buen venado muy lejos en lo alto de un morro que se tapaba entre unos lentiscos, probé suerte, ya que estaba a más de trescientos metros y con dos disparos traseros de mi 338 se perdía por el viso sin suerte para mí.

Casi finalizada la montería y sin haber visto ni un cochino de los muchos que esconde la mancha, observo por mi izquierda cómo se aproxima hacia mi puesto un majestuoso gamo y sin pensármelo dos veces le suelto el primer disparo casi de cara a unos cien metros temiendo que se me tapara más, errándolo y asegundándole otra bala de 225 grains de mis nuevas Hornady y lo tumbo rápidamente entre unos lentiscos, más tarde pude comprobar que el tiro aunque algo trasero era mortal y efectivo.
La alegría y el subidón por haber conseguido tan precioso trofeo me hicieron olvidar la falta de venados y jabalíes en mi puesto.

Una vez finalizada la montería nos apresuramos a recoger las reses abatidas para que no se estropeasen por tan tremendo calor, es una pena tener que montear con estas condiciones después de tantos meses de trabajo y dedicación por parte de tanta gente para que te lo juegues todo en tres horas.
En fin no queda otra que resignación y afrontar la realidad del cambio climático que estamos sufriendo, la caza necesita agua y frío y nuestras rehalas podrán trabajar mejor para que los resultados sean mejores.

Una vez en la junta de carnes, las caras de preocupación por los resultados eran latentes, es mucho lo depositado en este proyecto y la responsabilidad de la directiva pesa cuando las cosas no salen del todo bien, son muchas las preguntas que te haces, no hemos elegido bien la fecha, demasiado pronto, quizás demasiado tarde, esto es caza...

En el recuento final, 4 gamos, uno de ellos en verde posible plata, el mío el segundo mejor, se vieron más ejemplares desde varios puestos pero sin suerte, 16 venados de montería, destacando uno de catorce puntas abatido por Antonio Carrasco, 8 jabalíes a disparo y un par de agarres que quedaron en el mote, y una veintena de hembras entre gamas y ciervas, 50 animales en total.

Como anécdota decir que como monteábamos con un venado de cupo, algunos puestos decidieron no disparar sobre reses de poca porte esperando el venado que nunca llega, y por el contrario, monteros que abatieron el cupo y después se apenaban de ver cómo buenos venados se les pasaban sin poder abatirlos, cosas de los cupos en las monterías, qué se le va a hacer; y los guarros fueron los grandes ausentes en el cemento, muchas más eran nuestras pretensiones, después de ver las imágenes captadas por las cámaras nocturnas, pero con tantas reses y tanto monte, ya se sabe lo que hacen los cochinos.

Quiero agradecer a todos los socios en general su deportividad y compañerismo demostrados en estas jornadas de caza y que sigamos disfrutando de lo que más nos gusta.

No puedo olvidarme de la guardería, que ha mostrado en todo momento un interés enorme para que las cosas nos salieran bien, a las rehalas con sus podenqueros, sin ellos esto sería imposible, y los muleros, que gracias a ellos podemos presentar en pocas horas nuestros trofeos en las juntas de carnes, gracias.

Os dejo algunas imágenes para el recuerdo

















viernes, 19 de febrero de 2016

Galería fotográfica Batida de jabalí coto privado Matafría











Galería fotográfica Montería el Colmenar







martes, 26 de enero de 2016

MONTERÍA LA FUENTE DEL CAMPO

Parece que fue ayer, cuando un grupo de amigos nos reuníamos para crear la Asociación Deportiva Lances Monteros, sin más ilusión que defender lo que más nos gusta y lo que nuestro corazón nos dicta.

El calendario de monterías elaborado para esta temporada finalizaba con la montería de La Fuente del Campo, propiedad de Juan Valiente, finca situada en el término de Villarrodrigo, Jaén.

En esta ocaión se trataba de una montería de gestión, para controlar la poblacion de ungulados que cada día proliferan más por estos lares y así atajar en gran medida los daños a los cultivos.

El día amaneció despejado y con temperaturas suaves, no se podía pedir más para disfrutar de una agradable jornada cinegética en compañia de amigos y familiares. Un desayuno campero dió paso a un sorteo rápido de las siete armadas montadas, con el fin de no demorar la vuelta a casa de los socios que nos visitaban desde más lejos.

Nada más entrar en la finca, comenzaron a escucharse las primeras detonaciones, las reses intranquilas probocaban las primeras carreras y lances; no se habían soltado las rehalas y ya se presagiaba que caza había y mucha.

En esta ocasión me acompañaban al puesto mi mujer y mi hija, el número uno del Efixiaero nos tocó en suerte, un puesto muy despoblado, con más querencia para las reses que para los cochinos, finalmente no cumplió. Aun así, pude disfrutar de las numerosas ladras que propiciaron un enorme tiroteo durante toda la montería en esta armada, tirando cinco puestos de los siete que éramos, contabilizando medio centenar de disparos entre los cinco puestos agraciados. 

En el resto de la finca las cosas transcurrian de forma muy similar, en las terrazas el tiroteo era impresionante, hubo puestos que tiraron hasta cuatro cochinos. En la armada de la Romera, hubo menos suerte, siendo la parte de la finca con menos caza, pero aun así tambien disfrutaron de algún que otro lance.

Pasadas las tres de la tarde comenzó la recogida de reses, y los resultados empezaron a palparse, había sido un éxito, muy pocos puestos se quedaron sin tirar, y otros fallaron bastante caza, de no ser así, estariamos hablando de números espectaculares, pero bueno todo no se puede matar.

Poco a poco el plantel de caza iba tomando unas medidas considerables para tratarse de una finca abierta, el plastico habilitado se quedó pequeño. En el recuento final 51 animales, 14 jabalíes, destacando cuatro bocas, la más importante la conseguida por Cleofás Álvarez, 9 venados de muy poca calidad y 28 ciervas, quizás faltaron algunos cochinos más, pero tambien es cierto que se fallaron bastantes, y los venados bonitos que se habían visto días anteriores debieron poner tierra de por medio al cerrar la mancha porque no quisieron cuentas con nosotros.

En definitiva, muy buen sabor de boca entre los socios, una divertida montería, con muchos tiros y lances, no se puede pedir más en relación calidad precio.
Tan sólo me queda como siempre hago, felicitar en primer lugar a la propiedad, en este caso a Juan Valiente, siempre dispuesto a colaborar en todo lo necesario, a todos los socios de la Asociación Deportiva y a la directiva de la Asociación.

Aprovecho esta entrada en mi blog, para despedir la temporada con la Asociación Deportiva y hacer un balance de lo transcurrido.

Mi opinión es muy positiva, despues de tantos sueños, se ha podido hacer realidad esta Asociación Deportiva.
El calendario que les ofrecíamos este año a los socios era muy atractivo, con fincas de mucha tradición montera y grandes resultados a sus espaldas, pero el año no ha acompañado lo necesario para refrendar esos resultados anteriores, aun así los resultados generales han sido buenos, cobrandose algo más de 230 animales en seis monterías en abierto.

El trabajo de la directiva ha sido enorme y con muchas dificultades para hacer lo que hemos hecho y estar donde estamos, mi más sincero agradecimiento a todas las personas que nos han apoyado y espero el año que viene alcancemos un nuevo proyecto todos juntos de nuevo.

Os dejo con las imágenes de La Fuente del Campo


Precioso navajero de Cleofás Álvarez.

La amistad por encima de todo.

Vistas desde mi puesto, excelente el trabajo de las rehalas.
De recogida.





martes, 12 de enero de 2016

Montería Lentiscares de Arriba


Cumpliendo con el calendario montero de la Asociación Deportiva Lances Monteros, monteábamos el pasado domingo 10 de enero la finca Lentiscares de Arriba, propiedad de Rafael Carrillo.
La finca está situada en el término de Bienservida, Albacete.

En esta ocasión monteábamos sobre venados y jabalíes en esta finca tan preciosa y querenciosa para la caza, con el campo en buenas condiciones después de las últimas lluvias.
La finca había sido cuidada para poder disfrutar de una gran jornada de caza, pero el día que amanecía, con rachas fuertes de viento y algo de lluvia, presagiaban que no lo íbamos a tener fácil.

Una vez cerrada la mancha y colocadas las traviesas, en mi caso el puesto dos de la traviesa del Charco Melquiades, se empezaron a escuchar numerosos disparos, aunque el aire dificultaba mucho escuchar algo.

Las rehalas soltaron sobre las 12:00h. empezando a mover las numerosas reses y cochinos. Desde mi puesto pude ver un cochino que se descolgaba pecho enfrente y rápidamente lo metí en la cruz soltándole un primer disparo que quedó algo trasero y corrigiendo un segundo disparo por delante de la jeta del cochino y que lo alcanzaría de un certero disparo en la cabeza que lo haría dar una gran voltereta. El lance fue a unos 150 metros del puesto, una gran suerte para mí; finalizada la montería pude comprobar que se trataba de una marrana.

La montería se fue desinflando poco a poco, de mayor a menor intensidad, el aire había hecho de las suyas, y mucha caza se vació por las siembras sin poder tirarse, evitando los puestos de los monteros.
Aún así, presagiando que no se había cobrado demasiada caza debido al día de perros que nos hizo, se contabilizaron un total de 16 jabalíes, destacando un cochinazo que mató el socio Fran el Herrero, también se habatieron 5 venados y 10 ciervas, quedando en el monte algún cochino más agarrado por las rehalas y de difícil recuperación, como suele ocurrir en casi todas las monterías.

Una vez en la junta, la impresión generalizada de los monteros era de que se había salido mucha caza y de que el aire nos había estropeado la jornada, probocando más fallos de lo habitual.
Pero bueno, la caza es así y lo importante es disfrutar de los amigos y que no haya que lamentar ningún accidente.

Quiero agradecer la labor prestada a todas las personas que colaboran en esta asociación sin ánimo de lucro para que podamos seguir disfrutando de lo que más nos gusta, la caza y en especial la montería española, y como no agradecer a la propiedad de la finca su gran disposición.

Gracias, Viva la Virgen de la Cabeza y Viva España.


Mi hija con mi cochina cobrada.

Miguel Angel con su doblete.

Mi sobrino con un venado de 12 puntas.

Antonio con su cochina.

Mi puesto, dos del Charco Melquiades.

Junto a mi hija.

Venado cobrado por la propiedad.


Guarraco de Fran el Herrero.
¡Enhorabuena!

ir arriba